¿Estamos asistiendo a la muerte de la corbata?

Parece evidente que la corbata empieza a cobrar un papel secundario en la vestimenta del hombre; incluido en el mundo empresarial. Esta moda, que empezó a extenderse a con el auge de las .com, está hoy consolidándose en los sectores más variados. Hasta no hace tanto tiempo el único momento donde en el mundo profesional se prescindía de la corbata era durante los conocidos como casual fridays. Hoy, sin embargo, la vestimenta informal de los viernes empieza a extenderse al resto de la semana, reservándose la corbata para las reuniones más formales.

epicur magazine buen vivir vestir elegante costa rica

En Costa Rica el uso de la corbata está quedando para los banqueros y los abogados. En el resto de actividades empresariales su uso está decayendo por momentos. Parece que la tradición europea del traje entero para trabajar, deja paso a las costumbres estadounidenses más informales. La comodidad está desplazando a la elegancia a pasos agigantados y la corbata es su víctima más clara.

Si hablamos de comodidad, indudablemente una camiseta, unos vaqueros y unas zapatillas de deporte serán más cómodos que un traje, una corbata y unos zapatos de cordones. Sin embargo, en nuestra sociedad nos educaron bajo el entendimiento de que vestir traje y corbata es una muestra de educación y respeto hacia los demás.

epicur magazine buen vivir vestir elegante costa rica traje

Al contrario de lo que pueda pensarse, no hay nada más democrático e igualitario que el traje de chaqueta. De la misma forma que los colegios que imponen un uniforme a sus alumnos se aseguran que, al menos en lo que vestimenta respecta, no habrá alumnos de primera y segunda, el traje sienta en la mesa de reuniones a profesionales cuya diferenciación no es su ropa sino solo el mensaje que comunica cada uno.

Antes de anunciar la muerte de la corbata, tengamos muy presente las enormes ventajas, también de comodidad, que esta aporta al día a día. La comodidad de contar con piezas de gran durabilidad y versátiles como son los trajes. Sin embargo, de terminar de instalarse la política “sin corbata”, el armario necesitará de una actualización constante. Y para terminar y no menos importante: Aunque solo sea para no complicarnos más la vida, seamos inteligentes y no apliquemos la guillotina a una prenda que ha facilitado la vida del hombre durante siglos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s